Mensaje del 4 de Marzo de 2018. 4:46 am

En el tiempo del Amor Hija, en el que la tierra padece por la propia decisión de los hombres, Mi Corazón Os dice a todos:

Hijos míos, Preparaos Tierra Entera, el tiempo de la espera esta próximo en terminar, por ello, preparad vuestros corazones en la Sed de Mi Amor, inclinad Todo cuanto hay en vosotros a Mi Amor, y resistid las tempestades en honor al Triunfo del Inmaculado Corazón de Mi Madre.

Las pruebas de purificación que el mundo padece se incrementarán en la matanza y la muerte de muchos hombres, porque estáis devastando con el odio y las ansias de Poder la Vida, sí hijos Míos, la vida, vuestra vida se está agotando, porque estáis secos en el árbol, vuestra cosecha no ha dado frutos, y Mi Corazón Os llama en la espera, para que abonéis granos de semilla en tierra buena, debéis empezar por la súplica de la Misericordia en el llamado y el arrepentimiento de muchos corazones que vuelvan a Mi Amor, si empezáis todos aquellos que me aman con amor ardiente, a reparar el dolor de MI Corazón en ésta suplica, entonces hijos Míos, empezaréis a abonar en el perdón y la reconciliación con vuestros hermanos, para empezar a cosechar frutos de verdadera salvación en vuestro corazón.

Hoy Mi Corazón Os llama en una enseñanza de Verdad en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo, porque muchos camináis como ovejas, pero vuestros corazones están cargados de vicios, que separan vuestros corazones de Mi Amor.

Atended hijos de Mi Amor, éste clamor, porque entonces vuestros corazones no se fortalecerán para sobrellevar y resistir el tiempo de prueba que está próximo a recibir la Tierra, en la más dura expresión de la Justicia de MI Padre. Hijos Míos, si tan sólo entendierais cuanto Os Anhela, Os Ama y Os espera el Cielo Entero, entonces no necesitaríais más que vuestra voluntad, pero vuestros corazones están sucios por la Codicia, por el Desamor, por el Desprecio, por el Dolor de todo aquello que Os hiere y no queréis soltar para perdonar.

Hijos Míos, estáis llenos de vicios, no solo en vuestro corazón, sino que vuestras mentes dominan y están siendo dominadas por el mal, porque estáis viviendo apartados de Mi Amor. El mundo entero sigue agotándose en el deseo de dominar hasta la propia naturaleza y Yo Os digo, como te lo he dicho antes niña Mía, la propia naturaleza rugirá y se volcará en contra de los hombres, porque una creatura que adora y honra la Divinidad de la Creación en la Obra de las Manos del Padre Eterno, siempre será obediente a la Voz de Dios, en cambio vosotros hijos Míos, que se Os ha dado Todo para que viváis en la fraternidad de la Creación en obediencia al Padre, estáis viviendo en la Rebeldía, caminando en contra de la Voluntad del Padre, queriendo dominar aquello que no Os pertenece.

Hijos Míos, ésta revelación en el Amor, no es más que un llamado una vez más al arrepentimiento, si camináis en tinieblas desde vuestro corazón, ni siquiera podéis escuchar la de éste llamado, que sólo busca tocar las entrañas de cada hijo Mío en la Tierra y que se incrementara cada día como una señal de Misericordia en el llamado. Pronto vendrá el tiempo y vuestros corazones aún están lejos de Mi Amor.

Velad hija Mía, que no desfallezca tu corazón ni un instante, velad en el Amor, en la oración de súplica. Mi Corazón espera corazones limpios, implorad a Mi Madre que camine de la mano de aquellos corazones que más me necesitan, de aquellos que se posan en el mal y que están enmudecidos porque no me conocen.

Hijos de Mi Amor, solo espero una respuesta en vosotros, es el Sí del Amor, el Si de la Entrega en Mi Madre, el Sí del querer del Corazón, el Sí del Arrepentimiento y el Perdón, el Sí de la Obediencia y de la Escucha dispuesta de Mi Palabra y Mi Amor para la Humanidad.

Satanás es muy astuto hijos Míos, mas, si permanecéis en Mi Amor y en la gracia del Espíritu, con un corazón contrito y dispuesto al servicio y la obediencia, Yo Os digo, hijo Míos, nada Os apartará de Mi Amor y Yo Os protegeré, Mi Corazón no se cansa en la espera, aunque sufre, vosotros no entendéis el sufrimiento y el dolor del Corazón traspasado por la lanza, pues Yo Os digo, si toda la gracia de la Misericordia brota de éste costado, entonces todo el peso del dolor es recibido también por éste costado de Amor, porque por el Dolor, ¡Mi Amor!, unido al Amor del Padre y del Espíritu en la Santa Trinidad, se dona y se entrega al Mundo para la Redención de muchas almas, entonces ¡No Crucifiquéis más Mi Corazón! Y venid a Mi encuentro, depositaos en Mi Amor desde la Cruz, todo cuanto tengáis, y esperad hijos Míos, también en este tiempo de Cuaresma, en la reconciliación, esperad en la esperanza, para que vuestros corazones se purifiquen y descansen en la paz de Mi Amor.

Hija Mía, Mi Corazón te acompaña junto al Inmaculado Corazón de MI Madre, por ello, permaneced niña Mía, porque la súplica y la entrega en la oración junto al Amor, caminan de la mano e ésta obra de llamado al Mundo por el Amor del Padre.

Gracias por responder al llamado del Amor. 5:18 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *