Mensaje del 18 de Enero de 2019 – 4:56 am

Hijita, niña de Mi Corazón, una vez más te llamo para que escribas partes mínimas de los Dolores de Mi Corazón que en este tiempo como nunca antes incitan y deben incitar a los hombres al camino de una nueva vida en Mi Amor.

Mi Corazón hijita, Mi Corazón mantiene hoy la Corona de Espinas sobre la humanidad entera, porque estáis desatando la inmundicia y el desamor a Vuestro Creador en la tibieza de las almas, estáis hijos demostrando con vuestros propios pensamientos y actos, no sólo el odio a la misma vida, sino el desprecio por la Vida Eterna; por ello hijitos Míos, Os digo con Mi Cuerpo y Corazón llagado, cada gota de Sangre regada en la Tierra es una Espina de Mi Corona, y Mi Corazón sufre por cada una de ellas, porque estáis desangrando la Obra de la Redención en la plena negación a Mi Entrega, a vuestra propia Salvación y a Mi Amor; cada gota de Sangre hijos, retorna el Dolor en Mi Corazón por la devastación del Pecado en los hombres, porque los carcome y los convierte en corazones vacíos que no viven para Morir en Cristo sino que mueren para vivir en su propio Ego unido a la maldad y a la negación del Amor del Padre en la y por la Creación.

Muchas veces Os he dicho, aún como Mi Madre, Reina del Cielo y de la Tierra Os han dicho todo tiempo llega y todo pasa, más en la presencia del Padre, TODO hijos Míos, es Presente y es Eterno, y la Purificación y la Tribulación de este tiempo es una prueba de Fe y Amor para los hombres, más vuestro corazón sigue rechazando desde vuestro querer y con vuestros actos la Salvación.

Orad hijos, orad incansablemente, para que el Espíritu Santo Os ilumine en la necesidad de cada alma para volver a Mi Amor; Mi Corazón escucha y espera, más, por Mi Voluntad se mantiene la Alianza, como en el Getsemaní de Mi Corazón y así hijos Míos, pacientemente se recoge el rebaño; más Orad con más y más fe, para que la Obra del Amor en el Verdadero Triunfo del Inmaculado Corazón de Mi Madre, se obre en cada corazón dispuesto que quiere gozar de Vida Eterna y que se dona para doblegar su voluntad a Mi Amor.

Hoy Mi Corazón Sangra por vuestro desamor, así como el Corazón Dolorosísimo de Mi Madre, que inagotablemente intercede por vosotros en la intensa santificación de las almas que postradas también a Mi Amor, has sido dignas del Amor del Padre como fuentes de Salvación y de Vida consagrada en Mi Amor.

Sed entonces hijitos, por vuestro propio corazón, luces de amor intenso en el querer, y vuestro corazón no se apague y se opaque en la vida terrenal para perder luego la vida que Eternamente he preparado para vuestras almas junto a Mi Padre.

Yo camino con vosotros en el Dolor y aunque no entendáis la unión del Espíritu en vuestra condición de Hijos de Dios, Soy Yo quien padece cada dolor en vosotros, crucificado en vuestros corazones por el Pecado; reparad con premura y enmendad porque el tiempo pasa y el llamado cada día está más próximo.

OS Amo y Os Anhelo hijos Míos.

Niña, una vez más Os digo, gracias por atender el llamado de Mi Corazón en Tu Corazón. 5:18 a.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *