Mensaje del 31 de enero de 2019. 4:56 am

Hijita de Mi Corazón, en esta hora de Amor a la humanidad Yo te digo, sed hijos prudentes más que nunca en otro tiempo con la vida en el Espíritu del Amor y la Verdad; debéis entender y saber que la perfección en el Espíritu se logra Toda en el Cielo, ante la presencia de Mi Padre Eterno y por la purificación del Alma, más aún aquí, mientras permanecéis en la Tierra, debéis cada día y a cada instante renovar el Sí del Amor bajo la condición de la entrega, no sólo de la voluntad, sino de la obediencia y el Amor hacia Mi Corazón; y debéis hacerlo siempre con un corazón contrito, no sólo porque es necesario para vuestra salvación, sino porque además es vuestra Renuncia por Amor al Padre para la vida en Cristo y vuestra Renuncia al Mundo en desprecio del Enemigo eterno del Alma, el devastador gorgojo que carcome los corazones y los inunda de odio y maldad; es hijos míos, la Renuncia a vuestro propio yo, porque en el Sí del Amor, debéis haceros esclavos de la Voluntad del Padre para vivir en armonía con los mandamientos del Amor, infundados bajo Mi Palabra como ejemplo de Vida y Verdadero Modelo de Amor.

Hijos míos, Os digo con Amor insondable, el tiempo pasa, las horas y los días se agotan en el tiempo y no regresaran, vuestra condición de hijos es un llamado constante a la Verdad, más vuestro corazón sigue errando, porque a muchos no les adolece el dolor de muchos de vuestros hermanos, porque estáis rodeados de egoísmo y egocentrismo humano y no valoráis la creación como un Todo creado para todos, sino que mal habéis entendido el sentido de la convivencia en el Amor y bajo la fraternidad de la hermandad; cada hombre hijos Míos, en su fragilidad de pecador se ha dejado dominar muchas veces por el mal, haciendo de su engranaje de vida una morada sin Dios y por ello, como cloacas de pecado se están criando cada vez más hombres de poca fe, que salvaguardan sus vidas en su propio ego, porque viven una vida sin Dios y sin Amor.

OS digo hijos, Os Amo y Mi Corazón se enmudece ante tanta indiferencia, más el día y la hora llegará y Os dirá ¿Qué has hecho en el Rebaño del Amor que mi Hijo desde la Cruz preparo para vosotros?; entonces hijos, el tiempo hablará y vuestro corazón solo enmudecerá y será el llanto y la desnudes de vuestra alma, despojada del mundo ante Mi Presencia; Yo Os llamo a la cordura en la sensatez y en la voluntad por la vida en el Amor, sed entonces fuertes en la prueba, resistentes a la tentación y perseverantes en la Fe.

Caminad lento hijos, porque las trampas en el desamor para herir Mi Corazón son muchas, estad vigilantes porque como león rugiente Os ronda el enemigo; e invocad Mi Nombre y Mi Amor para que permanecidos en la Gracia del Amor permanezcamos unidos bajo la custodia del Inmaculado Corazón de Mi Madre y de Mi Sacratísimo Corazón.

Recordad Hijos el tiempo pasa y Yo Os sigo esperando, venid hacia Mi Amor.

Hijita, una vez más Os digo, gracias por atender el llamado de Mi Corazón. Os dejo Mi Paz. 5:17 a.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *