Mensaje del 26 de Agosto de 2017. 5:44 pm

Niña de Mi Corazón, el lucero de cada día se desvanece junto con el amor de los hombres por Mi Amor. Yo con Mi Corazón roto, adolorido e invadido de tristeza Os llamo,

 

orad por vuestra Iglesia, la Iglesia de Mi Amor, ésta que fue fundada también en las llagas de Mi Dolor, ésta que hiere también el Corazón de Mi Madre y que ahora sucumbe en un abismo de Blasfemias. Hijita Mía, haced sacrificios constantes y de mucho amor en el silencio, porque Mis siervos, sacerdotes de Mi Amor, aun teniendo sus manos consagradas a Mi Corazón, Me Desprecian, y Me Hieren con el Desprecio del Irrespeto en el Altar. Entended, niña Mía, es urgente la purificación, pero nada se moverá en el cielo y la tierra sin que Mi Padre lo permitan. Por eso, clamad Piedad y Misericordia, por Amor a Mi Cruz y orad porque desde vuestro clamor Mi Madre y Yo imploraremos también la Gracia del Perdón y la espera del juicio en el que muchos perecerán. En Mi Corazón hijita, permanece tu corazón, el tiempo es cada vez más corto, no desfallezcáis en la súplica. La Paz de Mi Corazón, permanece en ti. 5:50 pm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *