Mensaje del 12 de Agosto de 2017. 7:00 pm

Niña mía, hija de Mi Corazón, una vez más te llamo para deciros, tened presente que el Corazón del hombre es duro y se enaltece por su propio ego, pues bien, los tiempos que vienen enaltecerán aún más muchos corazones y reducirán a otros. A pesar de esto, debéis entender y saber, que Mi Alma, Sangre, Cuerpo y Divinidad Os esperan cada día. Ni la sombra de un árbol se moverá si no es la voluntad del Padre, solo vuestra oración apacienta y llama a la misericordia. Hijos Míos doblegad vuestros corazones, no sabéis cuanto dolor habita en Mi Corazón por los corazones de piedra de tantos hombres que no Me Aman, incluso por muchos que dicen Amarme y sus actos y vidas demuestran lo contrario. Hija mía, decid a cuantos podáis haced sacrificios de Amor y entregad a Dios cada instante de cada día, una palabra, un pensamiento, un suspiro de Amor junto a la súplica por la conversión de todos los hombres que habitan la Tierra, para que el perdón toque con mayor Amor cada Corazón y vuestras alabanzas lleguen con Amor al Padre. La Paz de Mi Corazón habita en Ti, niña de Mi Corazón. 7:08 pm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *