Mensaje del 24 de marzo, 2016

Escribe hijita; ésta es una noche de preparación, pero también una noche de dolor en la que cargo en Mis hombros el peso del pensamiento sobre los dolores que causa en Mí la traición en el pecado, es una noche de espera triste y afligida en la voluntad de Mi Padre; es una noche de silencio, de enmudecimiento de Mi Corazón, es una noche devastada de agonía, es una noche de oración; pero también hijita es una noche en la que el enemigo me ronda y vigila y perturba; su iniquidad no descansa igual que lo hace con todos ustedes ante la tentación, por eso debéis mantener con vuestras lámparas bien encendidas en la hora de la prueba, del dolor y de la tentación, porque como víbora aguarda para usurpar la Paz.

Preparaos en Mi Amor hijita, en el silencio de Mi Corazón; contemplad Mis obras y manteneos unida a Mí en el Sagrario de Mi Corazón en la Unidad del Espíritu Santo con vuestra oración. Unid a Mí las rosas de Mi Madre que acompaña Mi Soledad. 3:40 a.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *