Mensaje del 14 de mayo de 2016. 3:34 am

Escribe hijita mía; gracias por responder al llamado de Mi Amor una vez más. En la fuerza del Padre se mantiene la obra del Amor por la Humanidad, depositada desde Mi Corazón en tus manos, como instrumento del mismo amor para servir a Mi sagrado Corazón.

Hoy hijita mía quiero darte en ésta Aurora mi séptima plegaria, en la que deberás poner a los pies de Mi Madre tu suplica por la intercesión de su Inmaculado Corazón, por todas las guerras en el mundo entero; no solo las anteriores guerras sino las que acontecen y acontecerán; porque el mundo ha obrado en desamor y debe implorar perdón por la matanza de tantos hombres y mujeres, tantos niños y ancianos víctimas de la guerra. Tu suplica hijita deberá decir:

“Oh Madre Inmaculada, Dolorosa, Abogada y Tierna Madre, a tus pies entregamos el mundo entero, para que por Tu intercesión ante la Cruz de Tu Hijo Amado Jesús, con tu Maternal y Dulce voz, entregues nuestro arrepentimiento y suplica de Perdón, por todas las guerras entre los pueblos que hasta hoy se han desatado y por todas las guerras que se desatarán a causa de la desobediencia, egoísmo e inhumanidad del hombre.

Entregamos a Ti Oh Madre Dolorosa, el dolor por tantas y tantas muertes ocasionadas por la guerra, así como el dolor y el rastro de sufrimiento de tantos corazones que han sido víctimas de ellas.

Te pedimos Oh Madre Dolorosa, entrega éste dolor en el calvario de Tu Divino Hijo, para que por los méritos de su Cruz y Resurrección, el Padre Eterno se compadezca y envíe su Espíritu Santo para que reine la Paz y la Unidad entre los Pueblos y comprendamos que como Cristianos somos uno desde el Bautismo y nuestra hermandad debe sostenerse en la Fraternidad y en el Amor entre nosotros.

Que la Misericordia del Padre Eterno, se desborde sobre la humanidad por ésta súplica de Amor que nace desde el Corazón de Jesús en la Obra del Amor en la que estoy encomendada. Te lo imploro Oh Madre Dolorosa por las virtudes de Tu Inmaculado Corazón, aboga por nosotros que tanto necesitamos tu protección e intercesión. Amen”

Mantén hija mía tu corazón siempre dispuesto para hacer esta plegaria, porque la guerra es un flagelo de inmenso dolor en Mi Corazón y se aproximan tiempos de dolor a causa de ella; tiempos de mucho sufrimiento, sujeto peste sufrimiento a la necedad y ceguedad ante el Poder que el hombre quiere tener en el mundo queriendo dominar lo que no le pertenece.
No habéis entendido que la creación fue hecha para su bienestar, pero es un préstamo de Amor en el mundo, porque todo pertenece a Mi Padre que está en el Cielo y el hombre no puede ni podrá nunca dominar lo que no posee.

Mi Corazón se entristece por peste flagelo de desobediencia y desamor; orad junto a mi Madre mi niña y mantened en vela porque no sabéis el día ni la hora y solo por la súplica de la misericordia de Dios se apaciguaran en gran forma los tiempos que Os esperan; velad hijita, velad. 3:56 am.

MI AMADO JESÚS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *