Mensaje del 27 de junio de 2019. 4:30 am

Niña de Mi Corazón, como cada Aurora en la dulce espera permanece Mi Corazón esperando por vosotros; así hija Os quiero hoy llamar una vez más, para deciros en unidad al Amor de Mi Madre, que la Corredención del Amor está estrictamente unida a los corazones nobles que desde sus propias entrañas sean dóciles al arrepentimiento, a la enmienda, a la compañía de Mi Propio Corazón en el dolor, al abandono, a la negación al mundo, a la conversión, a la entrega desinteresada y constante por el hermano, unidos verdaderamente a la conciencia del Bien en la humanidad; el mundo hija, convulsiona y se desangra y está depositando el error de los hombres en toda la creación; hijita, por ello, muchas plagas carcomen cada día la Tierra, porque además de lo que veis y podéis palpar como seres vivientes, no estáis consientes ni estáis percibiendo el desastre espiritual de vuestros corazones de hijos, en la negación a la Gracia Divina del Amor en el Padre, el Hijo y el Espíritu.

Yo como Hijo, Os acompaño y Os exhorto; hijos míos, la sombra de la maldad en el espíritu inmundo de satanás cobija cada cosa que Os aparta de Mi Amor; y muchos de vosotros hijos estáis apartando de vuestro corazón Mi Amor por la complacencia al mundo; estáis convirtiendo Mi Amor en un juego del que disfrutáis cuando queréis, porque lo tomáis a vuestro antojo y lo dejáis como una cosa insignificante que solo os distrae; pues bien hijos; Os digo como siempre Os diré; el camino es estrecho para la Eternidad, vosotros mismos estáis cerrando la puerta; y habéis entonces dejado habitar y acomodar en vuestras almas tanta maldad en el propio desamor; que aunque Os llame no Os sentís dispuestos al abandono del mundo y estáis cerrando la puerta al Verdadero Amor; el Verdadero Amor que hoy es Corredención Eterna en la Obra de Mi Madre; así Os digo; es inminente la Mirada de la Justicia del Padre, por cada corazón y en cada corazón que se niegue al Amor.

Yo Os digo hijos, estáis sujetos al Amor en toda la Creación, pues entonces que se obre la Justicia Divina del Amor de Mi Padre, allí entonces será el crujir de dientes porque todos hijos míos seréis medidos por el Amor. Os digo una vez más, Mi Corazón Os espera y Os anhela, venid a Mi Rebaño que OS Espero en el Pastoreo de Mi Corazón.

Gracias hija mía por atender Mi llamado y acompañar aún en el silencio y en cada día Mi Corazón. Os Amo. 4:47 a.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *