Mensaje del 8 de mayo de 2016. 3:23 am

Escribe hijita Mía, desde lo profundo de Mi Corazón, se donan para ti estas palabras, para que, en la plegaria del Amor, en esta conmemoración de la venida del Espíritu Santo, se regocije vuestra alma, como se regocija Mi Corazón; debéis mantener hijita la esperanza del Amor en la fe.

El Soplo de Mi Espíritu, se dona para abrir los ojos del alma, para donar los frutos del Amor del Padre y que viváis en Mí, por Mí y para Mí, según la Voluntad de Su Amor; implorad entonces Mi niña diciendo:

“Ven Espíritu Santo, Dulce Huésped del Alma, Ven Espíritu Santo fuente del Mayor Consuelo, arraigado estáis en el Corazón de Jesús, pero hoy con la humildad de mi corazón, en presencia del Padre, te suplico por los méritos de la Pasión, Muerte y Resurrección del Hijo, me permitáis recibirte en la morada de mi corazón, para conocer contigo las maravillas del Amor de Dios, y respirar en lo profundo del Verdadero Amor, Único y Apacible Amor de Jesús.

Ven Espíritu Divino y toma entera posesión de mi existir, para que yo pueda conocer y reconocer las obras del Amor, que, por la Misericordia de Dios, cada día son obrados en la Creación y en mí.

Ven Espíritu Santo, Don de Vida que te has posado en el Vientre de María, para contemplar la Gloria de Dios hecha hombre, desde el Seno Materno de la Coronada Reina del Cielo y de la Tierra.

Ven Espíritu de Amor, se tú el latido de mi corazón y dadme en abundancia, los ojos, los oídos, las manos, los pies y los labios del Amor, para proclamar, vivir y entregar con mi propia vida, el Amor Infinito de nuestro Dulce y Exaltado Cordero del Amor.

Ven Espíritu Santo, trae Tus Dones del Cielo y prepara mi corazón, para rebosar de gozo en Ti, para caminar inseparablemente de la Mano de María, impulsando siempre mi corazón a los brazos de Tu Sacratísimo Corazón Oh Jesús.

Ven Espíritu Santo, enséñame y dótame de la Obra del Amor, en la Santísima Trinidad, para que dueño de mi propia alma, seamos uno en este Sendero del Amor, hasta la Vida Eterna. Amén”

Hijita de Mi Corazón, en tu corazón reposan siempre Mis Palabras. Gracias por responder al llamado de Mi Amor, acompañadme en la súplica por la donación del Espíritu Santo para todos los pueblos de la tierra, en unión al Coro de los Ángeles del Cielo, de todos los Santos y Mártires unidos a Mi Corazón junto a la Reina y Señora del Amor, que por el Espíritu Santo de Dios y Su Inmaculado Corazón, se donó para la obra más grande de semejanza y de entrega por vosotros.

Recordad Mi niña, sed dócil y humilde en la súplica y mantén vuestro corazón con la fe y la esperanza en el Padre, dignos del Amor del Hijo, para el cumplimiento de la Voluntad de Dios. 3:47 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *