Mensaje del 5 de Octubre de 2018. 1:50 pm. Santísimo

Mírame hija, y contempla la luz del Amor que de Mi Corazón irradia para el mundo.

Mírame, y contempla la Gracia que brota de Mi Amor para Bendecir y Donar Mi Amor por cada uno de vosotros.
Mírame hija, y contempla el rayo de luz que inunda los corazones de los hombres y que transforma vuestras lágrimas de tristeza en gozo y alegría.
Mírame hija, y contempla el resplandor del Sol, en el Brillo de la Luz que Danza sobre la tierra y Os cobija Amando a cada Corazón.
Mírame hija mía, y contempla la Paz de Mi Amor por vosotros, encendida en un Resplandor de Amor que quiere gobernar el corazón de cada uno de vosotros.
Mírame hija, y aguarda en la espera del silencio, la Luz de Mi Corazón en el tuyo.
Mírame hija, y recibe en tu propio corazón, un destello de Mi Amor que te ensanche el corazón de amor por Mí.
Mírame hija Mía, y calla ante la Luminosidad y Excelsa Presencia de Mi Voz en el desierto, clamando por la humanidad.
Mírame hija, y entrégame un Si de Amor, que se doblegue en tu voluntad para cumplir sólo Mi Voluntad.
Mírame hija, y que tus ojos se enceguezcan ante Mi Presencia, para hacerlos nuevos a la Luz de la Verdad, la Fe y el Amor.
Mírame hija Mía, y entrégame tu corazón, para hacerlo nuevo y limpiar las impurezas del alma con el plácido resplandor de Mi Amor en la Cruz.
Mírame hija, y posa sobre esta Luz de Amor, toda tu vida, como un polluelo en el nido, para que, desde Mi Corazón, en el Trono de la Sacrosanta Trinidad del Padre, Yo pueda recibirte y custodiar tu alma para Mi.
Mírame hija, y que no se confunda tu corazón dolido, para que puedas recibir con Todo Mi Amor, esta Estrella de Luz, que desde el Cielo se otorga para la Tierra.
Mírame hija Mía, y sonríe con Mi Amor, en la luminosidad del Vivo y Eterno Amor, que como Cordero se entregó por Amor a vosotros.
Mírame hija Mía, para nunca más mirar más allá que a Mi Propio Corazón, que siempre espera en el Sagrario y que en la Soledad guarda Silencio por tu compañía.
Mírame hija Mía, y no dejes de mirar, porque Aquí estoy, para Ti. Como por cada corazón, Amando con complacencia vuestra visita, vuestro saludo y vuestro amor.

Niña de Mi Corazón, te he dado estas pequeñas palabras, para decir a muchos cuanto Os Amo y cuanto Os Espero en el lecho de Mi Amor.

Gracias hija Mía, por atender las palabras de Mi Corazón. 2:07 pm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *