Mensaje del 11 de abril de 2019 7:45pm Santísimo

Hijos Míos, como rocas permanecen los corazones de los hombres, bajo un desierto tan desolado de Amor, así hijos, Mí Hijo Jesús Os mira y Os espera en el silencio de Su Corazón y bajo la premisa de habitar con vosotros eternamente, más muchos en su caminar sin mirar su Amor siguen de largo; por ello, hijos Míos, Mi Corazón sufre, así como Os Ama y ruega por vosotros; porque aunque en la Eternidad hay una morada para cada uno de vosotros, muchas se quedan vacías por vuestra necedad y por la indiferencia de vuestros corazones.

En esta tarde, hasta el llanto Doloroso y Sangrante de Mi Hijo Os clama “Regresad hijos Míos, que el Amor Os quiere colmar para reviviros y junto a Él, Mí Corazón de Madre Os Proclama; “Venid hacia el Amor en el verdadero arrepentimiento y dolor de vuestra Alma, para que podáis estar listos al sendero del camino estrecho en el que Os espero con Amor Filiar de Madre, encarnando en vosotros el fruto de la Vid que se ha donado como Ofrenda de Amor para que recibáis la Morada en el Cielo”.

Así hijos Míos, insistiré desde Mí Corazón Inmaculado y clamaré con llanto en los Dolores de Mi Corazón por vuestro regreso.

Sed dóciles a la voz y estad atentos, porque como Os he dicho tantas veces, el tiempo es corto en la Tierra y la Purificación es patente desde la Justicia, este es el camino que estáis destinados a padecer, más no por Voluntad Divina, sino por vuestra propia conciencia y decisión; más aún, estáis a la espera y entonces podéis abrir los ojos y abrir vuestros oídos para no caminar en la ceguedad de la maldad y en la sordera al Verdadero Amor.

Gracias hijita por abrir vuestros ojos y vuestros idos para ver Mi Corazón de Madre y escuchar el latido de Mi Corazón por vosotros.

La Paz de Mi Corazón te acompaña junto a Mi Hijo. 7:53 p.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *