Mensaje del 30 de mayo de 2018. 4:46 am

Hijita de Mi Corazón, escuchadme. Mi Compañía es el Amor, como Mi Verdad es el Amor, por eso Os Proclamo en este día Mi Palabra,

para anunciar con Amor un Tiempo de Verdad que recibirá la Tierra Entera, en respuesta a la misma desolación del corazón de los hombres.

Un tiempo de mayor prueba en la fe y en la confianza a Mi Corazón, un tiempo de llamado constante, que espera no solo la respuesta de cada corazón, sino la defensa de la Victoria de la Cruz sobre el Pecado y sobre la Muerte. Preparaos en la Verdad y alimentaos de Mi Palabra, porque la Batalla en el Espíritu será devastadora en muchos corazones, estad atentos hijos Míos, el llamado es próximo en la Verdad.

Así Os digo, porque Mi Corazón ansia vuestro Amor y así Os llamo porque aunque permanezcáis sordos a Mi Voz, es Mi Madre quien Os conmueve en la escucha del susurro de Mi Voz en vuestros corazones.

Esperad hijos Míos en el encuentro, y acudid a Mi Corazón incesantemente en cada respiro, para que podáis soportar la Batalla. Vosotros, no entendéis cómo el ejercito del Cielo se enfrenta con el ejercito de satanás, ni conocéis los dolores que causa a Mi Corazón un alma que se rehúsa a Mi Amor aún en esta lucha de dolor, por ello, no solo se han otorgado tantos anuncios a la humanidad, sino que las manifestaciones de Mi Amor y el Amor de Mi Madre se hacen visibles en ese mismo llamado, por vuestra conversión y salvación, entonces hijitos Míos, porque queréis seguir caminando sin rumbo hacia la soledad y la degradación del alma.

Yo Os Amo y Os libro del odio engañador, recordad Mi Corazón Inmolado, entregado por vosotros y despertad ahora hijitos, porque Mi Madre aunque constantemente Os llama, también obedece la Voluntad de Mi Padre en la búsqueda de los corazones y enmudece igual que Yo ante un corazón envanecido en la Soberbia y la Rebeldía a Mi Amor.

Os entrego una vez más Mi llamado y la espera en el alba de cada aurora por vuestro corazón.

Orad hijos Míos, y procurad la purificación del alma, que vuestra lámpara se encienda desde ya, no sea que llegue el Rey y Os encuentre en total oscuridad. Recordad hijitos, Yo Soy quien llama a vuestra puerta y vosotros sois libres en dejarme entrar, más por Mi Amor Yo anhelo permanecer dentro de vosotros desde las entrañas de vuestro corazón.

Gracias hijita por atender Mi llamado de Amor. 5:05 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *