Mensaje del 29 de Marzo de 2016. 3:23 am

Escribe hijita; una vez más te doy las gracias por responder al llamado de Mi Corazón; en esta noche de infinita soledad al lado de Mi Madre, quiero recordaros que vendrá para vosotros una primera prueba en el aviso

y ya conoceréis hijita como lo anuncié que se sentirá en el Corazón; pero es necesario velar por la obra segadora de satanás; clamad perdón hoy por la consciencia de los hombres, ésta, que perdieron hace tanto tiempo por la obra segadora de Satanás, clamad perdón por la inconciencia del hombre porque toda la obra del enemigo está posada en la perdida de la conciencia, dominando las mentes y los corazones de todas las lamas; por esto hijita, en pos de súplica, clamad al Padre Eterno porque se apiade de la humanidad y obre en la purificación de las conciencias desde, ya antes del gran aviso; para que muchas Almas se salven, cada día es devastadora la acción humana en contra de vuestra propia subsistencia y se desatará la muerte sin medida en las creaturas que habitan la tierra aún en mayor medida que lo que habéis visto hasta hoy; orad hijita, Mi Padre también anhela esta oración de súplica; invocadla por la intercesión de Mi Madre Amada y en el nombre de Mi Amor y decid al Padre “Señor Mío y Dios mío; Creador y Fuente Única del Universo; en la Obra de Tu Amor suplicamos Tu Piedad, para que habites en la conciencia de cada hombre sobre la tierra y nos otorguéis la Gracia de entender vuestros designios y encender la llama de vuestro Corazón en cada corazón de los habitantes de la Tierra, te lo pedimos por tu Hijo Jesucristo quien contigo Vive y Reina es y es Dios por la Eternidad, Amen”. Debéis estar Vigilantes hijitos, todos los siervos de Mi Padre en la Tierra están llamando con desespero a la escucha de Mí Corazón, pero vosotros seguís tan lentos; tan adormecidos en la comodidad de vuestras pasiones; que doloroso castigo Os espera por vuestra indiferencia; el dolor toca las puertas de vuestras vidas y vuestro alrededor y aun así ni siquiera tenéis compasión por los que sufren; unid hijita tu plegaria a la Obra del Amor, en la Súplica del Amor para la apertura de la conciencia y del corazón del hombre antes del llamado que se OS ha anunciado; el Pastor es paciente y apacienta el rebaño, pero vosotros cada día en la Tierra muestran no querer habitar Mi Rebaño y por ello Mi Corazón Arde de Dolor como el desierto; porque Mi Entrega por vosotros despreciáis, aun habiendo cargado y soportado en mis propios hombros todo vuestro pecado; convertíos hijitos; Mi Corazón anhela veros en la búsqueda y entrega de vuestro corazón a Mí; sed constante hijita en ésta súplica del Amor y unidla en la consagración de Mi Amor y en la contemplación espiritual de todos los Sagrarios en el Mundo. Amad hijita Mí doloroso y triste Corazón, porque sufre en éste tiempo como nunca antes la devastación de la Soledad y la indiferencia del hombre. Acompañadme hijita en la oración con las rosas de Mi Padre otorgados al Amor de Mi Madre Tierna y Amorosa que acompaña vuestro Corazón. 3:49 a.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *