Mensaje del 29 de Julio de 2018. Santísimo 5:43 pm

Escribirás una vez más niña Mía.
Hijos Míos, falta poco tiempo para el llamado de Mi Amor a la Humanidad,

el llamado del Amor del Padre que por la Entrega del Hijo y en la Obra del Espíritu quiere tocar sus corazones para arraigarlos a Mi Corazón como un solo Corazón; por ello Hijos, debéis pedir la Gracia, para que la Soberbia de vuestro propio Ego desaparezca de vuestras vidas y renunciar con plena conciencia y rectitud en vuestro corazón al mundo, para que vuestra voluntad no sea doblegada por el maligno.

Hijos Míos, pedid a Mi Madre su intercesión, para que el Paráclito acompañe vuestras almas y podáis apartaros de todo aquello que Os tiene atados en la tierra; debéis entender, que todo viene de Mi Padre para vosotros y que solo a Él debéis volver vuestros ojos. Entonces, si camináis en tinieblas con vuestro propio Ego, ¿A dónde iréis hijos Míos?

Yo, la Palabra Viva y Eterna, siempre Os anuncio y Os acompaño, ahora vosotros debéis responder para que vuestra voluntad se doblegue sólo a la Voluntad Divina de Mi Padre y podáis no solo comprender sino sentir Mi Amor que Os cobijará Eternamente, y que Aboga por vosotros junto a Mi Madre para el Encuentro de vuestro corazón en el llamado del Amor.

Muchos Corazones hijitos despertarán, entonces unos por otros orad, para que en la multiplicación de la Gracia, muchos corazones vacíos sean llamados y saciados de Mi Amor. Esta es vuestra tarea, pero recordad hijitos, no es vuestra propia fuerza, es por la Gracia del Espíritu Santo que habita en Mí para vosotros, siendo Uno con el Padre en la reparación de las almas.

“Mi Alma esta Sedienta de Ti, Señor Dios Mío”, repetid con amor y decidme: “Solo tuyo soy Señor, Gobierna en Mí y Sáciame, para que nada de lo que hay en el mundo me doblegue, y que mi voluntad sepa siempre renunciar y rechazar la Soberbia en mi propio yo, en el Ego humano que quiere sobrepasar el bien; y Purifica ¡Oh Dios Mío! mi corazón y libérame del mal que me agobia y me quiere apartar de Ti Señor. Tuyo Soy Señor y solo Tuyo yo quiero ser, para ser uno en la Santa Trinidad del Amor”.

Veréis hijos Míos cada día Más Mi Amor, porque Os reconfortare con el Inmaculado Corazón de Mi Madre y Mi propio Corazón. Os Amo.

Gracias niña de Mi Corazón, por responder al llamado de Mi Corazón y escuchar en el silencio y frente a Mi Sagrario, el sonido de Mi Voz. 6:00 pm.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *