Mensaje del 25 de abril de 2016. 3:52 am

Escribe hijita de Mi Corazón, enaltecido esta Mi Corazón en la obediencia del amor de tu corazón, porque en la contemplación de esta obra, tus pequeños sacrificios son agradables a Mis Ojos; esta aurora es de descanso en el Regazo de Mi Amor.

Mi Madre Os Ama y en su abogacía también se desborda el Amor por la humanidad. Gracias hijita por responder al llamado del Amor; en el Sagrado Corazón de Mi Amor y en el Inmaculado Corazón de Mi Madre, Dulce y Hermosa María, se desborda la Gracia de un Amor Indecible que brota para cada hombre; por ello Mi Niña, debéis perseverar en la entrega de cada alma a Nuestros Corazones.

Mi Madre Chiquinquireña, recibió para el Cielo Entero vuestra plegaria, tal como quiso Mi Corazón; contempladme ahora hijita, porque en tus manos reposa la Llama de Mi Amor y así se mantendrá en la Serenidad y el Amor del Padre Eterno, porque esa es Su Voluntad.

Yo te iré mostrando el momento propicio para visitar a Mi Madre en las Lajas; debes hijita poner en tu corazón la Protección de Mi Sacratísimo Corazón en preparación para este encuentro.

Recordad en tu propio corazón, las hazañas de Mi Amor en ti en esta obra; solo en el Amor mi Niña; tu y Yo hijita de Mi Corazón, en la entrega de los pequeños dolores de tu cuerpo sentiste el peso del flagelo que carga Mi Corazón; fue una minúscula prueba de Mi Adolorido y Triste Corazón; tu cuerpo junto con tu corazón, no podían soportar físicamente y menos espiritualmente tanto y tan inagotable dolor.

Mi Mano te ha sostenido hijita, perseverad y no te desprendáis de Mi Sacratísimo Corazón, porque el enemigo en la indignación de la obediencia, te persigue; pero preparada en la purificación de tu alma, Yo siempre Te Protegeré; manteneos en la espera de la Esperanza y la Fe hijita, entregadme cada aurora con más amor, tu compañía, en el encuentro de nuestro corazón. 4:18 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *