Mensaje del 23 de febrero de 2019 – 4:27 am

Niña de Mi Corazón, en esta Aurora de compañía, desde lo más profundo del Amor, que se une en el Espíritu y que se reposa en el Alma, no sólo en la intención del Amor y la Unidad, sino en el anhelo de la entrega y el Servicio para y por el Amor, Yo te digo hijita, te he llevado por senderos pedregosos, más quiero enseñarte como a todos mis hijos, que aunque caminéis frente a egos de poder, aunque caminéis por aparentes espacios en los que los hombres manifiestan una inteligencia superior, aunque caminéis por senderos dominados por la apariencia de la supremacía y la enaltes; pequeño es el hombre y de él no me basta más que su corazón; el corazón humano y perfecto creado por Mi Padre Eterno para el Amor, el corazón perfecto y humano dotado como lecho del Espíritu para Mi reposo, y así hija Os he mostrado, como el hombre es nada ante Mi Padre sin Mi Presencia en su corazón; por ello, Os digo una vez más; cuánto queréis apartaros hijos Míos del Verdadero Amor, conservando en vuestros corazones la maldad, y la negación del Amor en tantas y tantas expresiones de desprecio, soberbia, odio, venganza, poderío, enaltes, mentira, abuso, depravación, inmoralidad, vanidad, violencia y más y más vicios que Os hacen perder el Amor, por cuantos lugares queréis llevar la perdición de vosotros mismos e impregnarlas en vuestros hermanos con vuestros actos, con vuestras palabras, con vuestras simples miradas de infidelidad e insatisfacción.

Hijitos Míos, no entendéis el tiempo, ni las razones del Amor de Dios en la creación del Universo, debéis conocer las fibras de vuestros corazones, todas unidas en un Sólo Corazón; Si hijitos, el Corazón del Padre Eterno, un Sólo Corazón hecho Hombre para vosotros, un Sólo Corazón hecho carne para vuestra salvación, un Sólo Corazón hecho Vida para Inmacular la Redención, un Sólo Corazón hecho Cordero, por el que se unen en Uno Sólo con la Santa Trinidad en Mi Amor, como un ducto de Amor que como las venas transportan la sangre para daros vida en abundancia, Vida en Eterno Amor, cuánto más caminéis apartados de esta unión de Amor, y rechacéis Mí Amor en vosotros, entonces Os digo hijos Míos, estáis perdidos y Os dolerá el Alma en el juicio del Amor; sed entonces obedientes al llamado, para que desde vuestros corazones recibáis la Gracia para acoger Mi Amor y con Mi Presencia, la gracia de limpiar vuestra morada, limpiar la casa hijos Míos, y hacerla digna para la compañía de Mi Amor, todos hijos Míos, estáis manchados de pecado y sometidos a los vicios que opacan el espíritu; pero todos también estáis llamados al arrepentimiento, el perdón, la enmienda y la conversión.

Así Mí Corazón se mantiene en tiempo de espera, mientras estáis posados en el tiempo de la Prueba, el Tiempo de la Purificación, el Tiempo hijos que se acorta cada día y que espera en el Padre por la súplica de Misericordia en el Sagrado Corazón de Mi Amor unido al Inmaculado Corazón de Mi Madre; el Tiempo hijos que pasa y no regresa sino que se cuenta como cuenta regresiva ante la indiferencia y el desamor de los hombres, el tiempo hijos Míos que desperdiciáis y ya no valoráis y que cada vez es más corto para vosotros.

Hijita mía, sigue siendo lápiz de Mi Amor, esfuérzate cada día más y sigue atenta al sonido de Mi Voz, no sólo en la obediencia sino aún más en la paciencia en este tiempo de prueba en el Amor.

Gracias hijita por acompañar la Aurora de Mi Amor.
Os Amo y Os dejo la Paz de Mi Amor.4:51 a.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *