Mensaje del 22 de Octubre de 2017. 3:54 am

El tiempo de la purificación hija mía, es también el tiempo del Verdadero Amor en la espera del arrepentimiento y el dolor por el pecado en los hombres, así en y por cada uno se espera la entrega definitiva como hijos de la creación, no solo por la gracia de la obediencia, sino por la espera en la acción de gracias al Padre, por la donación del Hijo en la Reparación del Pecado en la humanidad. Habéis permitido vaciar el infierno en el mundo con el desprecio por el Amor a Dios y aun así la Misericordia de Mi Padre se desborda en este tiempo de Purificación, para que desde vuestro propio corazón entreguen un Sí de arrepentimiento y de gozo por querer volver a la casa de Mi Padre, una vez más se abre el cielo en el llamado hijos Míos, porque así Os he Amado Yo con Mi propia entrega, hoy soy Yo Mismo quien espera vuestra entrega, camináis cabizbajos,  doblegados al mundo y no queréis caminar con el corazón y vuestro rostro inclinado a Mi Señorío y a Mi Amor. Yo solo Os digo, mi llamado es Eterno y resuena en los confines del Cielo y de la Tierra, todas las creaturas de la creación lo escuchan y obedecen, pero vosotros que sois capaces de decidir por vuestro propio camino, vosotros a quienes se Os ha otorgado la libertad de escoger entre el camino del bien y el camino del mal, vosotros en cambio no optáis por Mi Amor y por el regreso, sino que queréis seguir sometidos a la esclavitud del pecado. Mi Corazón no se cansa de llamaros, como tampoco el corazón de Mi Madre, más el Padre tiene la potestad sobre la creación y es El quien no llamará para el Aviso, solo descenderá su Poder y allí será también el crujir de dientes, por ello, una vez más Os digo Hijos Míos, no sabéis el día ni la hora, por qué esperáis a la peor prueba en vez de correr hacia mis brazos ahora mismo. Yo Os consolare en el Amor infinito de MI Corazón y Os entregaré con Mi Propio Amor la Paz del Corazón que solo puede otorgar el Hijo del Hombre en la Salvación. Mi Corazón permanece en la espera, venid a Mi como lirios de MI Amor. Una vez más hijita, niña del Amor de Mi Corazón, Os he llamado para que escuchéis Mi Corazón, manteneos firme en la obediencia que Mi Corazón se complace en la contemplación de vuestro Amor. La Paz de Mi Amor permanece junto a ti. 4:09 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *