Mensaje del 21 de mayo de 2017

7:28 am Hijita, el Corazón de Mi Madre es puro como el crisol y Ella siempre soporta en el silencio con amor; así debéis hacerlo tú; porque muchos, muchos se apartarán, pero debéis saber, que Mi Corazón junto al Corazón de Mi Madre están contigo.

Este caminar pedregoso y largo, no podéis vivirlo sin el amor de nuestros Corazones, por lo tanto doblegad y continuad en el Amor, guardando en vuestro corazón los dolores del Amor. Yo Os digo niña Mía, la fidelidad a Mi Corazón solo se mira desde las sanas doctrinas e intenciones del corazón  y Mi Corazón ha mirado con amor y paciencia tu corazón; por ello, te he llamado y Mi Obra crecerá en ti para la Gloria de Mi Padre.

En el ámbar de cada día postraos a Mi Voluntad y Yo Os convertiré en roca fuerte contra las asechanzas del enemigo; pero hija, recorred el camino posada en la Fe y en el Amor, porque sólo así te sostendrá Mi Corazón. Recordad Mis palabras “Ya no Os llamo Siervos sino Amigos” y Mi Corazón se complace en la obediencia de vuestro Corazón; por eso hija, así como estáis dispuesta a dar TODO POR MI, entregad TODO POR VUESTROS HERMANOS en el SILENCIO de vuestro obediente Corazón.

Mi Mano hija, se mantiene junto a ti y en el clamor de tu corazón al Mío, Yo te respondo hoy, para deciros que Te Amo, aun cuando no entendáis el significado y magnificencia del Amor del Hijo para con vuestro corazón. Animaos hija de Mi Corazón, y mantened vuestra Alma en vela porque el tiempo apremia en oración y Yo quiero sentir que estas unida a Mí cada instante, con vuestra plegaria en la súplica por el perdón y por la conversión de todos los pecadores del mundo. Regocijaos hija, porque en Mi Corazón permanece vuestro Corazón.  7:39 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *