Mensaje del 17 de Marzo de 2016 3:33 am

Hijita de Mi corazón, gracias por responder al llamado de Mi Amor, tal como te he dicho hijita, el peso de los pecados del mundo es insoportable ya en Mi Corazón; encandecente reposa el pecado sobre la Tierra y vuestros cuerpos debéis resistir también el peso de ésta tribulación.

Hijita, el tiempo está cerca, preparaos junto conmigo en el silencio de la espera porque se aproxima en vuestra Tierra una vez más la conmemoración de Mi Pasión y Muerte; pero también se aproxima la obra de Satanás más grande en el mundo entero durante esta semana mayor, porque las sectas del mundo estarán unidas invocando durante todos los Días Santos desde la noche del Sábado; la fuerza destructora en contra de la obra de Mi Amor.

Yo Os suplico hijita, orad y entregadme todo cuanto tengáis en vuestro corazón y cuerpo para enmendar tanto dolor que se derramará sobre el mundo por este fatal y detonador encuentro Satánico que se aproxima y que será el provocador mayor para el desatamiento del flagelo en la guerra espiritual más grande que ha tenido la Tierra.

Hijita, el ejército de Ángeles en el Cielo por la obra hermosa y poderosa de Mi Madre se prepara en la contemplación de Mi Amor en el silencio; entonces velad hijita y que vuestra oración desde ya se una a la oración del Cielo para que la obra maléfica de Satanás en la Tierra pierda su fuerza.

Clamad al Padre Eterno hijita y manteneos vigilante  en la oración y la entrega; el silencio de Mi Amor se prepara porque los pecados del mundo cada día pesan más en Mi Corazón y la conmemoración de la pasión y crucifixión carga con la suma del pasado y del presente  por tanta desobediencia y desamor.

Que doloroso ver como sois tan ingenuos tantos corazones que pensáis que el mundo Os dará todo y no hay recompensa en el Cielo. Hijos de Mi Corazón, elegidos de Mi Amor, unid vuestra plegaria desde ya en esta semana mayor por la súplica de la Piedad y la Misericordia del Padre para aplastar los efectos de los planes satánicos que en el mundo se forjan contra Mí.

Mortificaos vosotros en el cuerpo y el espíritu por el dolor de Mi Corazón y la Purificación del mundo y ofreceros todos a Mí en reparación de las ofensas y pecados que cada segundo atacan el mundo y engrandecen la Ira de Mi Padre. Unid vuestras plegarias en comunión espiritual con todos los corazones puros entregados verdaderamente a Mi en el mundo y en la conmemoración de todos los actos sagrados que sean celebrados en la purificación de Mis servidores apostólicos en la Tierra; el Espíritu Santo Os acompañará en ésta súplica del amor para el encuentro del más grande Amor.

Tú hijita, mientras tanto velad, porque el enemigo te persigue y ya has visto que merodea, te están vigilando hijita; se prudente y resguardaos el tiempo que más podáis porque seguirán atentando contra Ti; Mi Amor te sostiene, Yo Os protegeré y te sostendré, pero se cautelosa y camina de la mano de Mi Amada y dulce Madre que custodia con mucho amor esta obra del Padre en ti.

Acompaña Mi silencio en esta preparación hijita de Mi Corazón, contemplad Mi Amor y suplicad la custodia del ejército del Cielo para todos los seres de buen corazón y Amor a Mí en la Tierra. Ésta espera hijita es inigualable; la cruel prueba del peso del pecado sobre Mis hombros, la prueba del dolor, la prueba de la flagelación y el desamor, la prueba de la entrega del Primer y Único amor de Mi Padre Dios.

Todo el Cielo se prepara hijita, preparaos vosotros con plena conciencia del abandono en Mí, para la Glorificación del Padre Eterno. Velad en el silencio y contemplad mi triste corazón. 4:09 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *