Mensaje del 26 de julio de 2019. Santísimo 5:30 pm

Niña de Mi Corazón, desde el Sagrario de Mi Corazón te pido que mires Mi Corazón desvalido, que ansía las almas y que se regocija tan solo con una mirada y un pequeño gesto de amor a Mi Corazón; Os digo en esta tarde como el ocaso al día; hijos Míos el atardecer en la oscuridad ya llega, viene a pasos agigantados en búsqueda de la Cosecha, y las almas de muchos de Mis Hijos, aún se mantienen ciegas ante Mi Presencia.

Hija Mía, el Amor de Mi Corazón que sobrepasa el entendimiento de la propia humanidad Os llama, porque el desconsuelo de Mi Corazón esperando por Mis Hijos, sobrepasara el Dolor por cada alma perdida y desolada que caiga en las tinieblas; Os digo, vuestro pensamiento, vuestro anhelo, vuestro corazón, debe permanecer en Mi Amor, mirando el rostro del Amor en cada gota de Sangre entregada por vuestra Redención; entonces hijos, que vuestro respirar sea ofrecido a Mi Amor, así como vuestros actos y oficios en cada día, que vuestras palabras sean siempre inspiradas en la Voluntad y el Amor de Mi Corazón; hijos, que vuestras miradas permanezcan en la Paz de Mi Amor, unidas al silencio del Amor que otorga la Paz y que acaece en vosotros como semilla nueva; hijos, que vuestras manos sean guiadas en el Amor, no solo en la obediencia para el actuar, sino en el obrar del servicio de vuestro corazón a Mi Amor; hijos Míos, que vuestros pies caminen lento, suplicando la presencia viva de Mi Amor en vuestros pasos y que cada paso hijos, sea un peldaño hacia el Cielo, para que sintáis cada día el fuego de Mi Inspiración y Mi Amor en vosotros; hijos Míos, que el latir de vuestro corazón resuene como música junto a Mi Propio Corazón adolorido por la Soledad; hijos Míos, que la piedad en vuestro actuar, sobrepase los límites del Amor ofreciendo vuestro sacrificio por Mi Amor; Oh hijos Míos, que cada respiro en vuestro existir sea donado y ofrecido en unión a Mi Dolor y a la espera en la purificación de los hombres; escuchad todos, debéis ser fuentes, Si hijos Míos, fuentes de Amor en Mi Amor, debéis otorgaros como víctimas de Mi Corazón arraigadas a Una Sola Voz como cuando estáis en el Desierto, Si hijos, el Desierto de vuestra Alma, en el que solo esperáis escuchar Mi Voz para sentir la calma.

Así hijos Míos, abandonados y donados, dispuestos y entregados, firmes y confiados, así hijos Míos, como el Amor de Mi Madre arraigado en la Santa Trinidad del Padre, porque entonces en la templanza de vuestra entrega se posará y se afirmara vuestra fe y así hijos Míos seréis más fuertes en Mi Amor, Os digo entonces, llamad a Mi Corazón que Mi Corazón Os responderá en el Silencio: Os Amo hijos de Mi Amor.

Hijita Mía, tu corazón aun es pequeño, más así Mi Corazón te Ama y te agradece, mantente firme en el andar y sigue obediente a la Voz de Mi Amor. La Paz de Mi Corazón permanece junto a ti. 5:50 pm

MI AMADO JESÚS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *