Mensaje del 15 de julio de 2019 2:21 am

Niña, Niña de Mi Corazón, como Néctar de Amor se desborda desde la Cruz Mi Corazón rebosante de Dolor con cada gota de Mi Sangre que ha brotado y que brota para la salvación de muchos y para el perdón de los pecados, así mismo hijita se desborda el Amor del Padre en cada corazón humillado a Mi propio Corazón; por ello, Os digo en esta Aurora, en cada tiempo y espacio del Universo, el Amor sondea el corazón de los hombres, escudriñando en cada gesto, en cada palabra, en cada acto, no solo la Bondad sino de intención del Recto Corazón en el Amor; porque para ello, los hijos, bautizados en el Amor como hijos del Padre, han sido llamados; más el acontecer de cada día en la vida de los hombres; se ha convertido en una constante perversión del Amor; dejando las virtudes de la paz y la fraternidad y convirtiendo el mal como fuente y alimento del diario vivir; así entonces la Tierra está cayendo en el vacío de su propia condenación; no por ser creación de vida para vosotros; no hijos; sino porque vuestro actuar esta corrompiendo el estadio en el que habitáis y por el cual Todo se ha formado en Dios y para Dios; es por esta razón hijos, que la propia creación se ha manifestado e incrementará su manifestación revelándose hacia los hombres, para protestar la iniquidad en el pecado y el desvalido propósito de la Maldad que se ha acrecentado en el corazón de los hombres; cada instigación maligna en el actuar de cada hombre; es una aceptación voluntaria en el pecado, Sí hijos, porque Os estáis dejando dominar por la temporalidad de vuestras perversiones, apegos y vanidades; pues bien; Yo os digo; este tiempo de Dolor en Mi Corazón; es el tiempo de la fortaleza en Dios para desprender de vosotros todo aquello que Os aparta de Mi Amor; porque debéis saber Hijos; que aunque el Amor es Eterno y se dona a cada corazón según vuestro propio deseo, el Dolor también es Eterno y permanece en la Cruz del Dolor, clavado en cada corazón que me desprecia y que se olvida de Mi Amor cuando accede libre y voluntariamente al pecado en contra de Mi Voluntad; entonces hijos si la prueba es el Amor; cuánto padecerá vuestro corazón por cada renuncia al pecado, cuanto padecerán por combatir en contra del mal para liberar las ataduras que Os ocupan y que Os mantienen tan apartados de Mi Amor.

Os digo en esta Aurora, como Os diré siempre, la Alianza del Amor sobrepasa el Infinito y así ante vuestros ojos no sea visible y perplejo, así se posa en cada molécula de Toda la Creación; en la más pequeña y diminuta por la que habéis sido creados; entonces hijos, quizá vuestro entendimiento no comprenda; mas Yo Os digo; habéis sido creados como complemento de la creación para el Amor y estáis devastando el Amor prefiriendo el mal y contaminando Toda la Creación.

Así hijos debéis recordar que en la siembra se corta la cizaña para que no dañe la cosecha; entonces Os pregunto en este como en cada Tiempo; “vuestro corazón ha dado fruto en la siembra o te habéis convertido en cizaña” y cada uno de vosotros sobre la Tierra hijos, me responderá; pues bien, Os digo una vez más, el llamado esta próximo y mientras transcurre vuestro tiempo, Mi Corazón llora y se desborda en la Soledad y el Dolor, porque la cizaña está cegando la siembra en los corazones de muchos Hombres y entonces allí Mi Corazón padece por su destierro y aún allí el corazón de Mi Madre sufre junto a Mi Dolor.

Os llamo como el faro en el sendero; porque no veréis más luz que Mi Amor, más todo a vuestro alrededor se convertirá en oscuridad y vuestro corazón sufrirá; cuánto hijos quisiera teneros en Mi regazo de regreso a Mis brazos, como hijos pródigos que arrepentidos queráis enmendar el error, cuánto Os anhelo para aliviar vuestro dolor, más vuestro corazón permanece pegado al mundo, como enlodazado por las redes que bordean al mal y que aún no veis con claridad creyendo erróneamente en que camináis por el sendero correcto; Os llamo como un Gorrión a su cría y Os digo; cada instante de vuestro respirar es tiempo perdido para vosotros mientras no os esforcéis en el encuentro; es hijos como un Manantial dispuesto para vuestra Redención, que gota a gota os quiere quitar la sed; más sois vosotros los que dejáis que cada gota caiga fuera de vuestras gargantas y estáis despilfarrando al Gracia Plena de la Bendición en el Amor de Mi Corazón.

Os digo, aunque no veáis los rayos de Mi Corazón abierto para vosotros, aunque no entendáis, allí permanecen para cada corazón doblegado; venid entonces, porque es Mi Corazón el que Os llama.

Hijita gracias por obedecer en el Amor y acompañar Mi Corazón en esta Aurora.

Os Amo. 2:55 a.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *