Mensaje del 15 de abril de 2016. 3:28 am

Escribe hijita de Mi Corazón; éste es un camino de Amor otorgado desde el Cielo para Ti, y es un camino de sacrificio para la Obra del Amor de Mi Padre Eterno; debéis ofrecer con Amor, no solo los dolores de tu Cuerpo y Corazón, sino todo aquello que perturbe la paz de tu corazón y de lo cual seas participe sintiendo en ti presencias malignas; recuerda hijita, Yo mismo te purificaré y te cuidaré, porque Yo habito en Ti como Tú en Mí, y solo en la espera del tiempo entenderás los designios de Mi Corazón; la perturbación del Amor es tu verdadero ofrecimiento al Padre en reparación de los pecados de muchas almas, por ello, ofreced con amor cualquier perturbación que habite en Ti y hacedlo siempre en Mi Nombre para la Gloria de Mi Padre; poco a poco entenderéis el ciclo de cada Aurora en los días en que me acompañáis, en el dolor físico y de corazón y en los demás en los que contempláis y compartís conmigo la tristeza y el dolor de Mi Corazón; esta Aurora, es de dolor en el cuerpo y en el alma por todos aquellos que en su ego y soberbia sobrepasan su egoísmo en el querer reconocimientos, por aquellos que buscan sobresalir y se muestran ante sus hermanos como hombres sobresalientes, inteligentes, dotados con aparentes cualidades de cualquier tipo, que según ellos son mejores o los hacen mejores que los demás.

Yo te digo hijita; nadie es mejor que nadie en la Tierra; todos los hombres fueron creados a imagen y semejanza de Dios; cada uno igual que el otro, sólo posee el Soplo de Vida de Amor del Padre por su infinito Amor y Misericordia y por éste Soplo de Amor tenéis valor ante el Padre Celestial, porque sin Dios Padre Creador no sois nada y cada gracia, don, carisma, habilidad, es solo la Misericordia del Padre en vosotros; por ello, toda la Gloria en el relucir de un acto del hombre; no es para el hombre sino para Dios; por vanagloria fue desterrado luzbell del Cielo al infierno; que no Os se repita en vosotros pobres hombres, la historia del destierro eterno; nada pasa en el cielo ni en la Tierra sin la Voluntad de Mi padre; por ello, debéis mantener en la humildad y sencillez de corazón; solo a la espera del cumplimiento de la Voluntad Divina.

Ya Os he dicho hijita, replicad las virtudes de Mi Madre en la fe, la esperanza, la caridad, la humildad, la paciencia, la obediencia y la perseverancia e inclinad la cabeza cada día; cada instante a los designios del Amor del Padre en vosotros; manteneos firmes en la escucha de Mi Palabra, sed dóciles de corazón y suplicad por la mansedumbre que necesita el Corazón de muchos para proclamar con júbilo todas las Obras del Amor de Mi Padre en la tierra; ofreced esta aurora hijita, los dolores del Amor por éstos corazones soberbios que esperan siempre reconocimiento y alabanza por lo que creen merecen y hacen y aún no entienden que TODO absolutamente TODO es obra de Mi Padre Celestial; mientras tanto tú hijita, debéis mantener mi enseñanza para ser la más pequeña entre todos; recordad hijita, el hombre sin Dios no es nada, pero el hombre con DIOS es TODO para la Gloria Eterna del Amor; acompañadme hijita en la súplica del Amor; Mi Madre también Os espera en la compañía del Amor. 3:59 a.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *