Mensaje del 14 de mayo de 2018. 5:47 am

Hijita de Mi Corazón, “Mi Corazón sufre porque Os Amo”, y cada día aunque espero de vosotros una respuesta a Mi Amor, son muy pocos,

aquellos que en verdad escuchan Mi Voz, Me aceptan y vuelven con un corazón sincero hacia Mí; una vez más, en el atardecer de la luz para el mundo, Os llamo, para que vuestra intención de Amor, aún en un pequeño rebaño, se multiplique y fructifique en Dádivas de Amor por la Santa y Sacrosanta Trinidad en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, para que el Trono del Amor purifique con un Soplo Eterno los corazones de todos los hombres que habitan la Tierra.

Si hija Mía, orad, para que los llamados del Amor desde el Padre, invadan con la Fraternidad y Misericordia de Su Amor al mundo entero. Veréis hijos Míos, la Obra del Amor en todo su esplendor, porque así lo ha querido Mi Padre. Os llamo como el Cielo a las Estrellas y la Aurora al Sol, para que en vuestros corazones, aún en los pocos que en verdad quieren amarme, se comprometan con la súplica de reparación por tantos que me desprecian, que se niegan a Mi Amor y que huyen de Mi Corazón, porque están contaminados y han vaciado su necedad y ceguedad en el mundo; su gobernanza pertenece al enemigo y aunque Yo los quiero rescatar, ellos mismos se rehúsan a Mi Amor.

Obrad entonces hijita de Mi Corazón, en la súplica de intercesión de Mi Madre, porque Su Amor Colma y Rebosa el Cielo y así lo veréis en la Tierra. Llena de Gracia, Reina y Señora del Universo que Os Ama y no se agotan Sus lágrimas y Su Amor en el Seno Virginal de Su Corazón, intercediendo por vosotros. Debéis seguir caminando tomados de su mano y servir con humildad y obediencia los designios de Su Amor en vuestros corazones.

Niña Mía, el tiempo siempre será corto para vosotros, porque la iniquidad ha inundado la tierra y el desolador engañador ruge con más fuerza, no sólo en la búsqueda de más almas, sino en el arrebatamiento de las ovejas de Mi Rebaño. Os pido por la Gracia de la Perseverancia, que intensifiquéis vuestro ofrecimiento a cada instante por la conversión de los pecadores y la reparación de los corazones de Mi Madre junto al Mío.

Os Amo hijos Míos y Os acompaño, porque este tiempo de prueba supera cualquier otro tiempo y sólo en vuestro corazón se sostendrá para que podáis cumplir la Voluntad de Mi Padre en la entrega por Mi Amor.

Gracias hija Mía por responder a Mi Corazón, la Paz de Mi Amor te acompaña. 6:03 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *