Mensaje del 14 de Abril de 2016. 3:39 am

Escribe hijita de Mi Corazón, te he dicho en esta Aurora que el mundo está lleno de discípulos del engañador, aunque muchos lo quieran o no reconocer; pero Yo Os digo que en cada acto de inhumanidad, inconsciencia y falta de caridad hay de por medio presencia maligna, aunque ni si quiera el hombre mismo lo note; con el conocimiento o no de las obras del maligno Yo os advierto, el hombre no fue creado para la maldad ha sido Satanás en su soberbia e ira, quien ha puesto la cizaña de la perversidad y la maldad en el corazón del hombre; por ello, cada acto de destrucción mutua o hacia el prójimo es obra del maligno, porque el odio de Satanás al hombre es infinito y no quiere descansar en el fatídico plan de su destrucción; lo más triste de todo esto, es que los hombres por su ceguedad están siendo copartícipes de su plan y van camino a la destrucción por vivir en la negación y en el desconocimiento del Amor del Padre infundado en la entrega del Hijo para el perdón de los pecados y la Salvación de las Almas; pero vivís tan ciegos; aun permaneciendo de vuestro lado mirando cada uno de los actos de cada hombre; esperando aunque fuese una mirada al Verdadero Amor, pero camináis tan entretenidos en este mundo de maldad que ni si quiera otorgáis un acto de credulidad en la existencia verdadera de Mi Amor; no sabéis pobres hombres cuando hieren Mi Corazón.

Yo Os he advertido hijita, aunque a tu lado siempre permanezco y no me separaré nunca de Ti; cuando empieces a sentir que me ido sin haberlo hecho, cuando sintáis que no estoy cerca y no te escucho; cuando no percibáis Mi Amor, es porque el tiempo de la purificación está cerca muy cerca; el desatamiento de la maldad ya lo Os he dicho, es atroz y se incrementará y el hombre se preguntará ¿Por qué?, aún en su inconsciencia sin reconocer la obra del Maligno en la Tierra; mientras tanto hijita; Tú obrad con caridad; el mayor dolor que podéis causar el enemigo es actuar siempre con Caridad; en la Caridad hijita, la Verdadera Caridad habita Todo Mi Amor; la Caridad es la negación de la maldad; si queréis azotar al enemigo siempre en el Amor, en las miradas de tu corazón y en las obras de tus manos; brinda y pronuncia Caridad; proclámala cada día en cada instante con quieres más pruebas y poco a poco veréis también la Obra del Amor del Padre en cada Corazón.

“Aquí estoy hijita y nunca te abandonaré”. Acompañadme en la súplica por la Cariad y el Amor del hombre en toda la humanidad; entregadme junto con Mi Madre tu oración y tu Corazón unido a las Dolores de Mi Corazón. 4:02 a.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *