Mensaje del 13 de Abril de 2016. 3:29 am

Escribe hija; hoy quiero que me acompañes en el Eterno flagelo de Mi Corazón; los días en la Tierra se han convertido en una diaria Pasión, porque las manos de los hombres crucifican cada instante Mi hermoso Corazón; y sin embargo, Mis Manos están ávidas de Misericordia, esperando para perdonar vuestras debilidades y pecados y las manos de los hombres están cargadas de desprecio, de desamor, de desconocimiento y rechazo de mi palabra, de la fuente de la vida del Amor; cuánto duele Mi Corazón hijita, propagad la devoción de la Divina Misericordia, para que muchas Almas vuelvan a Mí y se conviertan antes de la gran Tribulación.

Satanás está gobernando la Tierra y aunque esta sea una parte pequeña de la creación de Mi Padre; es la que vosotros habitáis y por la cual Yo Me Entregue; las artimañas del maligno están destrozando la esperanza en la Espera de Mi Amor, porque muchos, ni siquiera Me conocen; por ello, debéis hablar siempre de Mi Amor hijita y orar por todos en el mundo, para que puedan salvarse muchas almas en el océano del Amor de Mi Misericordia; éste tiempo de reinado del Maligno se acabará, pero mientras eso llega, habrá mucha destrucción; y no tanto destrucción del entorno en el que vivís, sino destrucción del Corazón y condenación de Almas por doquier; por favor orad incesantemente por todos aquellos que están siendo aprovechados por el maligno por la circunstancia que sea; llamad a quien podáis al Amor del Verdadero Amor; si todos me los entregáis con Amor en Mis Sagrarios, en las ofrendas del Pan y el Vino y en la Consagración de Mi Cuerpo y Sangre y lo ofreceréis al Padre por el Sacrificio de la Cruz, Yo me encargaré de traerlos de nuevo al rebaño del Amor; suplicad con fe, esperanza, porque este es un momento de necesidad inmediata de oración de intercesión de unos hacia los otros.

Mi querer busca la Salvación del hombre no su perdición, pero vosotros, aturdidos y desagradecidos hombres han dejado a la deriva vuestras vidas, y vuestros barcos son timoneados por Satanás y ni siquiera lo notáis; ya te lo he dicho hijita; todo lo que parezca normal ante los ojos de los hombres tiene una artimaña del Enemigo, no os dejéis engañar y caminad cada día unidos a Mi Amor que Yo Os abrigo con la Cruz de Mi Corazón.

Las señales de Mi Amor te acompañan hijita, no dejes de testimoniar la obra del Amor; se fuerte y paciente que poco a poco Mi Padre en su Voluntad infinita te ira mostrando sus designios en esta obra del Amor; perseverad hijita; no desfallezcáis en la prueba del Amor y Confiad en la intercesión y Abogacía de Mi Tierna y Hermosa Madre que camina de vuestro lado y te guía hacia Mi Corazón; acompañadme hijita con las rosas del Amor y ofreced en tu dolor, el dolor de Mi Corazón por la humanidad entera que está sujeta y envuelta en las manos del perturbador; repetidme “Aquí estoy Señor para hacer tu Voluntad, estén por la obra del Amor tus oídos atentos a la voz de mi súplica; porque de Ti proviene el Perdón y la Misericordia Eterna; escuchadme”; muéstrame hijita siempre gestos de Amor y entrégalos a quien te rodee; hazlo cada instante con mucho Amor por Mi amor. 3:59 a.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *