Mensaje del 11 de Julio de 2018. 4:42 am

Escribirás una vez más hija Mía, en la premura de los días que muchos de Mis hijos van dejando pasar,

porque no valoran ni entienden el tiempo en la preparación de sus corazones para el encuentro con la conciencia; debéis hijita orar desde el ofrecimiento de tu propia vida por el mundo entero y enseñar a muchos como Yo Os enseño bajo estas palabras, a entender que la preparación del Espíritu va de la mano de vuestra oración y de la compañía de Mi Corazón junto al Corazón de Mi Madre.

El tiempo hijita no se tarda, mientras la humanidad duerme en el letargo del enemigo, y el llamado encontrará a muchos dormidos y se perderán eternamente; entonces hijos Míos Os llamo a renunciar a la soberbia de vuestra voluntad para que Os apastéis del mundo; mientras estáis dispuestos a complacer el mundo, no podéis entregarme vuestro Corazón, entonces con propósito de enmienda abandonad todo aquello que por el mundo y en el mundo Os aparta de Mi Amor, dejad los prejuicios, la vanidad, la avaricia, el odio, el juzgamiento, la soberbia, la maldad que se aferra por querer vuestro propio bien, aun sobrepasando el bien de vuestros propios hermanos, dejad vuestros caprichos y vuestras falta de compromiso con la Caridad y el Amor, dejad de tentar con vuestra lengua, no solo en la ofensa sino en la incitación al Mal.

Hijos, el tiempo es oro para vosotros en esta prueba de tribulación; no dejéis que el reloj avance sin que hagáis esfuerzos, porque es Mi propio Corazón quien Os espera. Vosotros hijos, no entendéis cómo vuestra vida debe estar volcada por Mi Amor, con Mi Amor y en Mi Amor, para la Gloria del Padre, en la obediencia y en la renuncia de vuestros vicios, para que bajo Mi Amparo y Mi Propia Corrección Yo pueda formaros en Mi Amor y despojaros de las insidias que satanás utiliza para esclavizaros en el mundo.

Un solo consentimiento en la desobediencia, un solo consentimiento en imponer vuestra voluntad por encima de la Ley del Amor y estaréis apartados del Espíritu y llegará el Ladrón y no estaréis en vela y perderéis la Gracia y Os perderéis también en el destierro; mas Yo quiero en el Amor de Mi Corazón deciros también; un solo deseo de unión a Mi Corazón, un solo gesto de Amor para abrir vuestro corazón y dejarme entrar, un sólo Sí, apacigua y llama en el arrepentimiento y en la contrición vuestro corazón y Yo acudo a Mis ovejas cuando en verdad entregáis el Espíritu por el Perdón, con el Perdón y en el Perdón.

Hijos Míos el tiempo OS llama hoy, no mañana, y el tiempo del cual también es dueño Mi Padre Eterno Creador del Universo OS espera hoy no mañana. Apresuraos porque el llamado también se apresura y vuestro Corazón es letargado para responder, porque estáis atados al mundo y no queréis soltar vuestro apegos. Una vez más Os llamo a la Verdad, la Verdad del Amor, la Verdad de Mi Amor.

Hijita Mía, gracias por responder a Mi Corazón, la Paz de Mi Amor permanece junto a Ti, junto a la compañía y el Amor de Mi Madre. Os Amo. 5:04 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *