Mensaje del 11 de Diciembre de 2017. 2:16 am

En la obediencia ante Mi Palabra, se conocen los verdaderos hijos del Amor, por ello, escribirás una vez más hija, en señal del llamado del Amor, no como una advertencia sino como un suspiro para el Corazón del hombre. Mayor grado de perversión, nunca ha habido en la tierra, más nunca tan desolado y triste Mi Corazón. Espero con ansia corazones arrepentidos que vuelvan su mirada a MI Amor, más sois tan pocos hombres necios, la perversión de vuestras almas ha opacado vuestros corazones invadiendo hasta vuestra razón en una sombra de maldad, el encantamiento de las banalidades y vanidades del mundo Os apartaron tanto y tan severamente de Mi Amor, y aunque los días pasan y vuestros corazones no sois conscientes de lo que Os espera, una vez más Os digo, hijos Míos Creed en Mi Amor, porque Mi Corazón sufre por vosotros y no entendéis ni comprenderéis porque ríos de sangre correrán por el mundo, invadiendo de dolor, sufrimiento, frustración y desconsuelo a los hombres, devastando pueblos enteros , acabando con la esperanza y la poca fe que hay en vosotros. Pues bien hijos Míos, Os digo, Creed en el Amor que SOY YO, en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad latente, Amadme, Honradme, Alabadme, Glorificadme, es el Cordero Eterno inmolado por vosotros, donado para vuestra Salvación; porque Os esperáis a la tribulación para seguirme, porque Os esperáis al dolor para regresar a Mis brazos, porque sois tan ciegos y Os apartáis de la Vida Eterna. ¡Ay de aquel que en su corazón reniegue de Mi Amor, Ay de aquel que en su corazón cierre las puertas a MI Amor, Ay de aquel que por su soberbia y orgullo se revele en Mi Contra!. Hijos, no seáis más necios, porque MI PROPIA VOZ OS GRITA, Y ACASO NO Os bastáis los llamados de MI Madre, cuanto padecer en el dolor cada instante por vosotros, porque, aunque mucho dudéis de éstas palabras, Yo Os digo, “Si Hijos Míos, es el Hijo del Hombre y vuestra Madre”, quienes Os llaman, acaso no retumba nuestra voz en vuestro corazón, ¿Por qué continuáis por los caminos y senderos del pecado?, ¿Por qué queréis vivir tan apartados de Mi Corazón?.  El Rebaño Os espera, en el ámbar de Mi Amor junto a los brazos apacibles y tiernos de Mi Madre y vosotros hijos necios, solo queréis vivir una vida prestada sin Dios, sin ley, sin Amor. Una vez más, Mi Corazón Os Grita “Regresad Hijos Míos, que con ansia Os anhela y espera MI Corazón”. Replicarás éstas palabras hija, porque el mundo padece, pero su verdadero padecimiento aún está por llegar. Inclinad siempre vuestra voluntad a MI Niña de Mi Corazón y recordad, que en la obediencia se forja el verdadero Amor. La Paz de Mi Corazón permanece con vosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *