Mensaje del 02 de Febrero de 2016 3:30 am

Ángela. Te he mostrado en sueños la laceración del Cuerpo en alguien que tú ya conoces; hoy quise darte el descanso, mientras dormías viste el dolor de la obsesión y Mi Corazón aún se regocija en ti por la obediencia, pero cada día debes perseverar.

Ayer de dije Ángela para ver y soportar los dolores de Mi Corazón; lo que te mostré hoy mientras llorabas y suplicabas piedad, mientras pedías a éste ser que no lacerara más su cuerpo y te aterraba ver como su Sangre brotaba y caía a borbollones por su rostro y sus brazos, esto Ángela es la obsesión de Satanás, el sufrimiento de las almas y el derramamiento de sangre inocente para vanagloria suya. Así viven las almas cuando él las impregna, el busca la agonía del sufrimiento; esto que viste y tu agonía en el dolor por éste ser, es pequeño Ángela, en comparación de Mi dolor y Mis lágrimas y sudor de sangre en el monte de los Olivos; Satanás observo cada instante y disfrutó aun probando la prueba de Mi Amor.

Así esta Ángela la prueba de la Tierra, en la obsesión del sufrimiento; aunque no entendáis no resistiríais ver la desolación de Mi Corazón con el castigo de la humanidad y por ello Mi Corazón quiso que vieras una pequeña muestra de la obsesión del sufrimiento en la carne de un mortal que sangra a borbollones por la opresión del mal.

El derramamiento de sangre será brutal, Oh Amados hijos Míos cuánto esperáis, y cuánto quisiera daros; en verdad Os digo que en la pureza del alma habito Yo; pero vosotros me cerráis las puertas y has dejado la pureza en el último lugar de sus vidas; sólo falta que la arranquen por completo de sus corazones.

Os suplico hijos Míos, volved, no hagáis de vosotros higueras secas; enseñad, enseñad, que en la pureza del alma habita el Espíritu en donde Mi lugar está dispuesto para doblegar las almas y hablar a sus conciencias.

Oh, Pureza inmaculada, grande y adorada virtud de Mi Amadísima Madre; ella es su mayor ejemplo en la Tierra, seguidla y sed fieles en su Amor, cuanto podáis imitar de Su Corazón hacedlo y estáis siempre dispuestos al llamado de Mi Padre que sigue tocando las puertas de las almas para su conversión.

Ángela, acudid a la súplica de Mi Madre por os castigos que se aproximan, porque se apacigüe la Ira de Mi Padre. El pueblo que te mencione en sueños sufrirá esta opresión, sus cuerpos serán masacrados en el dolor, su tierra se estremecerá y la fatiga del castigo viene del Padre Eterno; éste ha sido un pueblo rebelde, porque sus corazones me han apartado y Mi Corazón llora su desamor.

Ángela, cada día se agota el tiempo, orad por la conversión de las almas; Hong Kong sufrirá, su devastación será estremecedora, pero esto es necesario para la prueba de purificación del mundo; tú Ángela no puedes verlo porque no resistirías tanto dolor, por eso en tu plegaria clama Piedad.

Los designios de Mi Corazón no son contrarios a la voluntad del Padre, pero ustedes siempre deben clamar Misericordia. Sed obedientes y encended las velas y pedid la luz del Espíritu para que las plegarias no se pierdan y lleguen a los pies de la Cruz para que Mi hermosa Madre interceda por vosotros.

Sed dóciles en la fe y no perdáis nunca la esperanza de Mi Amor. Ya os dije cómo habitar conmigo en el verdadero Amor.

Ángela la luz y la gracia son regalos de Mi Padre, haced el bien y pide entendimiento para conocer la mejor forma de utilizar y poner en servicio los regalos de Mi Padre. Sé dócil, porque en la caridad y la humildad puedes ver el resplandor de todo aquello que Mi Padre espera en los discípulos que han sido escogidos en ésta viña. ​Guarda estas palabras en tu corazón.

Ahora descansa que los brazos de mi corazón te esperan en el ocaso de éste Amanecer. 4:15 am. (En mi sueño vi una mujer que me hablaba un instante sobre el castigo que merecía por no haber hecho más por un hombre y empezaba a cortarse la piel con una cuchilla, el rostro, los brazos, las manos, se me reflejo el Cristo de la Pasión y luego un pueblo del que la tierra vomitaba demonios tres (3) veces y se destruía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *