Mensaje del 01 de Mayo de 2018. 5:15 am

En el Ámbar de éste nuevo día hija Mía, en el que comienza una vez más la conmemoración del Amor de Mi Madre por su Inmaculado, Dulce y Amoroso Corazón, Yo te digo niña Mía,

acoged con toda la premura del alma y con toda la disposición del corazón, éste tiempo de oración y entrega en la oración y el ofrecimiento del Rosario para Mi Madre.

Debéis orar con intensidad por el padecimiento de la iglesia y por todo aquello que están viviendo Mis Hijos en el Servicio del Amor, en el Ministerio de la Donación en Mis Altares, debéis esforzaros por la súplica de la conversión de las almas, para que muchos hijos vuelvan a Mi Corazón, debéis implorar por la paz, para que gobierne el amor y se opaque el poder en cada hombre, debéis exponer vuestras manos en señal de súplica, porque la Misericordia de Mi Amor en la intercesión de Mi Madre, siga abogando por el mundo ante Mi Padre Eterno.

Hijos Míos, este tiempo de tribulación para el mundo es un tiempo de expiación y debéis aprender a ofrecerlo con amor y aún más con un deseo profundo de reparación, porque los hombres están hiriendo como nunca la Bondad y el Amor del Padre en toda la Creación y Nuestros Corazones, tanto el Corazón Inmaculado de Mi Madre como Mi Sacratísimo Corazón, solo esperan el arrepentimiento y la súplica de enmienda por el rechazo al Amor del Padre, por el abandono al Hijo y por el desprecio del Espíritu Santo. Debéis entender hijos Míos, ¿Cuánto daño causáis en el mundo con vuestra indiferencia?, debéis enfrentar un desconsuelo que sigue y sigue generando dolor y desolación en muchos corazones por vuestros comportamientos y que siempre recaen en el Dolor del Corazón de Mi Madre y Mi Propio Corazón, mucho, hijos Míos se espera de vosotros, porque la espera de un corazón arrepentido en Mi Amor no tiene límites, más vuestros corazones se han erguido y se han endurecido como rocas.

Debéis dejaros abatir en la contrición y volver con verdadero sentimiento de enmienda a Mi Corazón, así hijos Míos Os espero en cada aurora, en cada día, en cada atardecer, en cada noche, Mi Corazón solo ansia vuestro corazón, disponed entonces hijos Míos la escucha de Mi Amor en vosotros, abrid vuestros corazones y que se acreciente en vuestro corazón la respuesta del amor, en la aceptación de Mi Corazón. Aún hijos Míos no sabéis Cuanto Os Amo, no estáis mirando la Cruz en el Dolor del Amor que Entregue por vosotros, por eso Os llamo y Os espero.

Este tiempo de cercanía de Amor al Corazón de Mi Madre, es también un tiempo de Misericordia, venid hijos Míos y rogad con sinceridad para que muchos hijos sean también doblegados en el Amor de Mi Madre y regresen al Rebaño del Amor. Hijitos Míos, ¡Cuánto Os Amo!, esforzaos por donar verdadero amor y por sacrificaros en respuesta al Amor del Amor, el Único y Verdadero Amor de la Vid, que Soy Yo Mismo, El que espera por cada uno de vosotros.

Niña de Mi Corazón, una vez más te digo, Mi Corazón te acompaña, gracias por responder al susurro de Mi llamado en tu corazón. 5:37 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *